Encogimientos abdominales después del parto: así impactan en la diástasis abdominal

4:54 a.m.

Encogimientos abdominales después del parto: así impactan en la diástasis abdominal

El embarazo es una situación muy compleja nivel fisiológico y morfológico. El cuerpo de la mujer se adapta para favorecer el crecimiento de una nueva vida en poco más de nueve meses. Una de esas adaptaciones incluye la expansión abdominal, pudiendo ocurrir una diástasis abdominal temporal o crónica. Hay diferentes opciones para prevenirla y mejorarla como las que te contamos en este artículo.

Diástasis abdominal después del parto: ¿tienen cabida los encogimientos abdominales?

Jonathan Borba Lrqptqs7nqq Unsplash

La diástasis de los rectos abdominales se define como la separación en a línea media de los dos músculos rectos del abdomen a lo largo de la línea alba. El diagnóstico de la diástasis se realiza midiendo la separación entre los rectos del abdomen, es decir, el espacio que queda entre los "cuadrados abdominales".

Cuando una mujer pasa por el embarazo, esa distancia tiene una alta probabilidad de aumentar durante y después del parto. Una de las consecuencias es la debilidad de los músculos abdominales y más dolor abdominal. La literatura científica ha asociado la diástasis abdominal con dolor lumbar y trastornos del suelo pélvico (incontinencia urinaria, prolapso de órganos pélvicos).

Esa es la razón por la que el objetivo en esta población es prevenir ese aumento de distancia entre rectos abdominales. Si pensamos en abdominales, los primeros ejercicios que nos vienen a la cabeza son los encogimientos típicos.

Sin embargo, estos ejercicios han sido señalados porque podrían aumentar la diástasis. Un nuevo estudio publicado en Journal of Physiotherapy ha explorado si realmente los encogimientos abdominales empeoran la diástasis, o por el contrario, pueden ser utilizados para fortalecer los abdominales y mejorar los trastornos asociados a la debilidad abdominal.

¿Encogimientos abdominales para fortalecer el abdomen con diástasis?

Los hallazgos del nuevo estudio de la literatura científica mostraron que los encogimientos abdominales no empeoraron la diástasis en ningún grado clínicamente importante. El programa de ejercicios realizado con los encogimientos abdominales mejoró claramente la fuerza y el grosor de los músculos abdominales, pero no cambio la gravedad de los trastornos del suelo pélvico ni el dolor lumbar.

Las razones pueden ser varias, desde la brevedad del programa (12 semanas) hasta el incumplimiento del total de ejercicio por parte de las mujeres del estudio. Aún así, hay dos aspectos que más o menos están claros a la hora de realizar encogimientos abdominales con diástasis.

El primer aspecto claro es que los encogimientos abdominales son útiles para fortalecer el recto abdominal, ya que se centran en la flexión de tronco. El segundo aspecto es que hacer solamente estos movimientos sería quedarnos con las migajas del pastel.

Hipopresivos y entrenamiento del suelo pélvico

Christopher Campbell Kfcdflbu6za Unsplash

No hay ejercicios malos o buenos, sino momentos y personas en los que hacer unas opciones u otras. Una mujer se beneficiará después del parto de un trabajo más analítico de la musculatura profunda del abdomen y del suelo pélvico. ¿Son los encogimientos abdominales la mejor opción para ello? No, pero tampoco tenemos por qué eliminarlos por completo.

Los hipopresivos tienen un lugar protagonista en el postparto, y menos importante en otras etapas. Eso no significa que si somos hombres o mujeres sin hijos no nos podemos beneficiar de los hipopresivos, sino que el mejor momento para llevarlos a cabo es después del parto.

El entrenamiento del suelo pélvico con ejercicios como los de Kegel también es muy interesante en la recuperación después del parto para reducir posibles incontinencias urinarias. La unión de hipopresivos y ejercicios del suelo pélvico son una opción ganadora para prevenir y mejorar la diástasis, pero los ejercicios de encogimientos pueden tener lugar si el fisioterapeuta no lo pone como excepción.

Por lo tanto, y basándonos en la nueva investigación sobre el tema, los encogimientos abdominales no tienen por qué empeorar la diástasis abdominal, pero tampoco son útiles por sí mismos para prevenir y mejorar la diástasis, ni para los efectos secundarios del parto como la incontinencia urinaria. La ideal es mezclar hipopresivos, ejercicios Kegel y fortalecer otros músculos profundos del abdomen con ejercicios de core.

En Vitónica | Recupera tu abdomen después del embarazo con estas cinco claves

Imágenes | Freesocks (Unsplash), Jonathan Borba (Unsplash), Christopher Campbell (Unsplash)

-
La noticia Encogimientos abdominales después del parto: así impactan en la diástasis abdominal fue publicada originalmente en Vitónica por Joaquín Vico .



PUBLICADO ORIGINALMENTE EN VITÓNICA PARA VIDA SANA ECUADOR ---- Encogimientos abdominales después del parto: así impactan en la diástasis abdominalJoaquín Vico https://ift.tt/5QUOKbF Vitónica

You Might Also Like

0 comments

Entrada destacada

El entrenamiento de glúteos es apto para todas las edades: los mejores ejercicios si tienes más de 40

El entrenamiento de fuerza debería ser prescrito como base fundamental del ejercicio físico que puede desarrollar cualquier persona y a cu...

Blog Archive

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *