Cinco estrategias que funcionan para combatir la temida flacidez

3:53 a.m.

Cinco estrategias que funcionan para combatir la temida flacidez

Una vez en el gimnasio escuché en una conversación sobre la flacidez de los brazos la siguiente frase: "si se mueve, es grasa". Desde entonces siempre la utilizo cuando alguien me pregunta como eliminar esa flacidez, ya sea en los brazos o en cualquier zona corporal para explicar que el secreto está en eliminar la grasa y llenar la piel, y estas son las estrategias que existen para ello.

Las cinco claves efectivas para mejorar la flacidez

Katherine Hood 0etrqnetgqo Unsplash

Antes de exponer las cinco claves para combatir la flacidez hemos de señalar que hay casos en los que esa piel colgante será difícil que vuelta a su posición original. Nuestra piel tiene un límite elástico, así que si la hemos estirado con una acumulación excesiva de grasa o en algunos casos de embarazo, puede que no vuelve a su posición previa.

La piel tiene un gran componente elástico, pero con un límite. Al igual que ocurre con un muelle que estiras y vuelve a su posición original, si lo estiras demasiado ya no vuelve. En estos casos se puede ganar masa muscular para rellenar más el espacio, pero no tendrá otra solución que una operación para eliminar el exceso de piel, cirugía que suele hacerse en personas con obesidad mórbida que han perdido la acumulación de grasa.

Pequeño déficit de calorías

Existen muchas formas que te explican cómo perder grasa con la dieta, pero hay una que es indiscutible: comer un poco menos de lo que gastas. Ese pequeño déficit energético hará que las calorías que no has comido, pero necesitas se obtengan de tus almacenes de grasa. Al eliminar esa grasa de zonas como los brazos se eliminará "lo que se mueve", que ya sabemos que es grasa.

Dieta rica en proteínas y balanceada entre hidratos y grasas

Dentro del pequeño déficit calórico tenemos que introducir una cantidad considerable de proteínas (un mínimo de 1,4-1,6 gramos por kilo de peso y día), además de hidratos de carbono para tener energía y grasas para que nuestro cuerpo funcione a la perfección.

No importa si metes más hidratos o más grasas, siempre que tengas un equilibrio entre ellos, y respetes la base de la proteína. Esta repartición de la dieta te ayudará a perder grasa y preservar la masa muscular, que es indispensable para dar tono a nuestros brazos y demás músculos y evitar así la flacidez.

NEAT, la gran parte del pastel que nos dejamos sin comer

Está claro que el ejercicio físico aeróbico y de fuerza será el mejor aliado para perder grasa y eliminar la flacidez, pero debemos situar el NEAT en primer lugar. NEAT son las siglas de "non-exercise activity thermogenesis" que hace alusión a toda la actividad física que no está programada ni planificada.

Correr una hora en la cinta o hacer brazos en el gimnasio se considera ejercicio físico porque tiene una estructura y planificación. Caminar al trabajo, subir las escaleras, bailar tu canción favorita, limpiar la casa y actividades similares están dentro del NEAT y al final del día suman muchas más calorías que el rato corriendo o en el gimnasio.

Entrenamiento de fuerza

Alguna vez habrás visto un globo que se ha desinflado después de estar mucho tiempo al sol o permanecer tiempo hinchado. Tiene como arrugas, ¿verdad? Pero, ¿y si lo desatas y lo vuelves a inflar? Esas arrugas se eliminan y vuelve a estar terso y "sin flacidez".

Nuestra piel es ese globo que podemos hinchar llenándola de musculatura que haga que se expanda, como el aire del globo. Unos músculos más grandes y redondos harán que la flacidez se reduzca y deje paso a una estructura más firme y rígida.

Además de la razón estructural, unos músculos desarrollados dan la estética que casi todos buscamos. A todo ello se suma que el músculo es un tejido activo que consume calorías, por lo que nos ayuda a perder grasa, y que el entrenamiento también nos ayuda a crear ese déficit de calorías que buscamos para eliminar la grasa que da pie a esa flacidez y piel colgante.

Liberación miofascial

La liberación miofascial se realiza con equipamiento como rodillos de espuma, pelotas duras y pistolas de masaje. Estos materiales se pueden utilizar como auxiliares para mejorar la estructura de las capas subcutáneas, lo que se ha visto muy eficaz para reducir los signos de alteraciones como la celulitis.

Pasar un rodillo de espuma por la parte trasera de los brazos o por las piernas no va a eliminar la flacidez por sí misma, como podemos pensar al ir a tratamientos como maderoterapia y similares. Este tipo de masajes sirven para reorganizar los tejidos, pero será el entrenamiento de fuerza y la pérdida de grasa lo que realmente haga que la liberación miofascial de sus frutos.

En Vitónica | Curl de bíceps y otros 17 ejercicios de brazos para aumentar su masa muscular y reducir su flacidez

Imágenes | Katherine Hood (Unsplash), Anastase Maragos (Unsplash)

-
La noticia Cinco estrategias que funcionan para combatir la temida flacidez fue publicada originalmente en Vitónica por Joaquín Vico Plaza .



PUBLICADO ORIGINALMENTE EN VITÓNICA PARA VIDA SANA ECUADOR ---- Cinco estrategias que funcionan para combatir la temida flacidezJoaquín Vico Plaza https://ift.tt/UvQzPRa Vitónica

You Might Also Like

0 comments

Entrada destacada

Volumen, intensidad o frecuencia: ¿qué es más importante para ganar masa muscular?

Aunque tradicionalmente la intensidad suele entenderse como la carga que levantamos en la barra, lo más adecuado es entenderla como el esfu...

Blog Archive

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *