"Derecho a morir" por un sueño: ¿por qué los culturistas consumen drogas que pueden llevarles a la muerte?

14:02

El Mr. Olympia 2022 ya está aquí. Estamos a las puertas del mayor evento mundial de culturismo, ese en el que todos los atletas quieren estar, y que solamente algunos pueden ganar. The Washington Post publicó hace unos días un artículo de gran calidad en el que aborda qué les lleva a los atletas a consumir sustancias que ponen su vida en juego por llegar hasta ahí. Tras leerlo, te detallamos las conclusiones más importantes.

El culturismo deja de lado el "ideal griego" y ahora busca cuerpos enormes

Estamos a las puertas del mayor evento de culturismo mundial, el Mr. Olympia 2022. The Washington Post publicó hace unos días un repaso a lo que los culturistas hacen con sus cuerpos y cerebros para lograr competir con garantías en un evento importante.

Dos palabras destripan bastante sus conclusiones: Built & Broken (construido y roto) haciendo la analogía del bodybuilding que es la disciplina del aumento de masa muscular en la que estos atletas construyen su físico, pero hablando también de la otra parte, la parte "rota".

Hace un par de meses, el mismo periódico, sacó a la luz el mayor escándalo en la élite del culturismo profesional femenino. Atletas que se han visto obligadas a posar desnudas, amaños y sexo con jueces para una mejor posición u ofertas publicitarias, y más.

"Arnold Schwarzenegger no ganaría hoy"

Brad Schoenfeld, profesor de Lehman College en Nueva York y una de las mayores eminencias en el culturismo y crecimiento muscular destacaba para The Post que "Arnold Schwarzenegger no ganaría hoy". El que ganó el título más importante del culturismo, Mr. Olympia, siete veces entre 1970 y 1980 podría incluso no ser ni profesional, según Brad.

Mucho han cambiado los cánones estéticos que se muestran en la tarima del culturismo mundial, especialmente en la categoría Open Bodybuilding o categoría abierta, es decir, no hay límite de peso. En otras categorías compiten otros atletas con menos peso o un físico más atlético, pero de enormes dimensiones.

Otra cosa es el culturismo natural, libre de anabolizantes y sustancias prohibidas, en la que pueden verse cuerpos grandes, pero dentro de unos límites naturales y genéticos. No es el caso de Mr. Olympia en el que los competidores de categoría abierta persiguen el mayor desarrollo muscular posible, alejándose de esos ideales dioses griegos que podemos ver en las esculturas.

Esas esculturas sí se acercan más a categorías como Men's Physique o Women's Physique que, aunque lucen cuerpos muy musculados y definidos, no son "una montaña de músculos" como lo son competidores de la talla de Big Ramy, uno de los favoritos para ganar el Mr. Olympia 2022.

Una pequeña (o gran) reflexión antes de seguir

Por supuesto esa "montaña de músculos" no aparecen de forma mágica por muchas sustancias que uno consuma. Este deporte requiere una disciplina, entrega y sufrimiento solo al alcance de unos pocos. Nunca se debe echar por tierra. Aunque la farmacología es necesaria para lograr estas cantidades de masa muscular, el esfuerzo solo lo conocen quienes lo viven.

Es habitual visualizar comentarios que vuelcan todo el trabajo en la farmacología, a modo de burla. Sí, ya hemos dicho que sin farmacología es imposible llegar a esos niveles, pero sin un arduo trabajo de años y años en el que los atletas viven para ello, además de una carga genética que también es importante, no podrían conseguirlo.

Desde Vitónica promovemos la salud por encima de la estética siempre, por lo que nunca vamos a recomendar utilizar sustancias anabólicas que pueden poner en riesgo la salud. Lo que también es importante es que se valore el trabajo de estos atletas, porque lo hay, más allá de las sustancias que utilicen para ello.

Los atletas deberían ser más transparentes, ya que hay casos en los que se venden como naturales, pero no lo son. Eso lleva a personas a creer que es posible conseguir esa musculatura y ese bajo porcentaje corporal solamente con dieta y entrenamiento. Es ahí donde aparecen posibles trastornos de alimentación y conducta.

¿Cómo se gana el campeonato Mr. Olympia?

Una serie de jueces valora "el cuerpo ideal" en el que prima la simetría entre lados, a la vez que la proporción entre todos los grupos musculares. Ninguna parte debe ser desproporcionadamente grande o pequeña. La definición extrema debe mostrar los músculos como si un fino plástico los envolviera.

También entran en juego otros factores más complejos como la calidad visible de las inserciones musculares, y la maduración muscular. Para ello, los jueces están perfectamente entrenados y saben qué mirar y dónde hacerlo.

"La gente quiere ver leones y tigres, no gatos y perros"

Brad Schoenfeld comenta para The Washington Post que cuando uno compra la entrada para un evento de este calibre quiere ver "monstruos masivos", como se apodaron a los culturistas años antes del año 2000. “Cuando la gente va al zoológico, quiere ver leones y tigres”, dijo el profesor, “no gatos y perros”.

Jim Rockell, juez principal de Mr. Olympia durante casi 20 años hasta hace una década, señalaba que no importa lo grotesco que parezca un culturista, para ganar la categoría abierta los cuerpos tienen que ser enormes. Para conseguirlo, los atletas utilizan todo lo que esté en su mano, unos de forma más controlada que otros.

Sin embargo, solamente hay un ganador y una ganadora en la categoría abierta, por lo que entran en juego otros muchos factores como la genética, el entrenamiento y la dieta.

Todo ello potenciado por el uso de esteroides anabólicos puesto que El Comité Nacional de Físico y la IFBB Pro League, las federaciones de culturismo amateur y profesional más grandes de EE. UU., no realizan pruebas de drogas de forma rutinaria.

El uso de estas sustancias aumenta el techo fisiológico que tenemos de manera natural a la hora de conseguir la máxima masa muscular. Suena bien, ¿no? Sí, eso parece, y por eso hay muchas personas que se lanzan a su consumo sin saber el alto precio que pueden pagar con ello, incluso la muerte.

Ganar el Mr. Olympia: ¿derecho a "morir" por un sueño?

Las drogas utilizadas para aumentar la masa muscular, ya sean utilizadas por atletas de élite mundial de culturismo o por nuestro vecino, pueden causar enfermedades inmediatas e incluso la muerte. Más aún en el caso de nuestro vecino porque los atletas mundiales lo hacen con grandes especialistas, mientras muchas personas no son conscientes del riesgo que ello genera.

Como cualquier droga, si se utiliza en pequeñas cantidades de forma puntual no supondrá los mismos efectos peligrosos que si se usan en grandes cantidades de forma crónica. ¿Cuánto es poco? ¿Cuánto es mucho? ¿Cuánto es "de forma puntual" y cuándo lo sobrepasamos?

Existe un amplio desconocimiento general del tipo de medicamentos, dosis y formas de hacerlo. Cuando vamos a competidores como Big Ramy (categoría abierta) o Cbum (triple campeón de Mr. Olympica en categoría Classic Physique) están rodeados por médicos, farmacólogos y profesionales que están especializados en estos temas.

Eso no quiere decir que no vayan a tener efectos secundarios. Muchos culturistas han muerto de forma prematura por accidentes repentinos como infartos, debido directamente al uso de fármacos con el objetivo de aumentar la masa muscular.

Corazón grande, como los músculos

Los esteroides se utilizan para agrandar nuestros músculos esqueléticos, pero el corazón también es un músculo, y como tal, algunos culturistas desarrollan corazones peligrosamente agrandados. Diversos mecanismos del corazón empeoran, lo que puede producir insuficiencias cardiacas y accidentes cerebrovasculares.

Los culturistas ya conocen este efecto secundario y utilizan algunos comportamientos como tomar medicamentos para la hipertensión o donar sangre si hay una sobreproducción de glóbulos rojos. Sin embargo, estos atletas no consumen solamente un medicamento, sino que hacen una mezcla de ellos.

Los diuréticos son una de las drogas más comunes que utilizan los culturistas para que entre la piel y el músculo no haya nada de agua. ¿Qué produce el tomarlos? Desde calambres, convulsiones o la muerte, como pasó en España el año pasado con Alena Kosinova.

Hay personas a las que no le asusta un posible infarto, pero sí la disfunción eréctil

Nuestro cuerpo produce hormonas de forma endógena, es decir, por sí mismo. Si tomamos esa hormona de forma exógena (con una droga, por ejemplo) se desactiva la producción natural de la hormona. La más importante es la testosterona, hormona relacionada con el sistema reproductivo.

La producción de esperma disminuye a los días o semanas de comenzar a tomar hormonas en forma de fármaco, incluso llegando a cero en pocos meses. Al dejar de tomar testosterona, por ejemplo, el cuerpo reactiva la producción de esa hormona de forma natural, pero puede tardar un año o más en volver a la normalidad y algunas personas nunca se recuperan por completo.

Las mujeres pueden volverse infértiles durante el consumo de esteroides anabolizantes, a veces de forma permanente. Otros efectos, tanto en el hombre como la mujer, es la disminución del deseo sexual, la pérdida de función eréctil y cualquier anomalía referente al sistema reproductor.

"Mens insana in corpore insano"

El abuso de esteroides está relacionado con trastornos del estado de ánimo, depresión, insomnio y en casos graves incluso psicosis y suicidio. Al consumir estas sustancias puede verse afectada la amígdala, receptor de emociones y socio de nuestras decisiones.

Cuando vemos cómo hemos mejorado con la ayuda de algunas sustancias nos volvemos dependientes a ese físico, y por lo tanto, a esos productos. Los culturistas de 130kg pueden incluso verse pequeños y necesitan cada vez más, alteración conocida como vigorexia.

Al dejar los esteroides y drogas para el crecimiento muscular el culturista puede ver cómo pierde tamaño, unido a un entorno hormonal alterado, lo que hace que no sea capaz de dejarlos. Además, algunos usuarios de esteroides reportar euforia y sentimientos de invencibilidad al consumirlos.

Todos los órganos pueden tener efectos secundarios más o menos graves

Como hemos comentado antes, los propios culturistas saben que lo que toman puede tener efectos secundarios en sus órganos. Para contrarrestarlo toman otras sustancias como vitaminas y suplementos que palian en la medida de lo posible los efectos nocivos.

Además de los órganos ya mencionados, los riñones sufren al darle una gran cantidad de trabajo extra, pudiendo desembocar en insuficiencia renal. El hígado tiene que filtrar todo lo que tomamos, lo que puede ocasionar daño a largo plazo. Hormonas como la tiroides y otras pueden dejar de funcionar bien por sí mismas.

Fuerza muscular, pero tendones insuficientes

Una lesión común de los usuarios que utilizan esteroides es la rotura del bíceps o del pectoral al levantar grandes cargas. La fuerza aumenta a la par que la masa muscular, pero los tejidos blandos como los tendones no crecen al mismo ritmo.

Eso hace que nuestros músculos sean capaces de levantar mucho peso, pero nuestros tendones son incapaces. El resultado es una lesión del tendón. Los culturistas ya lo saben, así que inyectan hormona del crecimiento adicional para reforzar el tejido conectivo e intentar paliar esta descompensación músculo-tendón.

Mucho músculo necesita mucha comida. Mucha comida necesita muchos mecanismos digestivos

¿Piensas que podrías llegar a sufrir por comer tanto o más que por no comer? Los culturistas en época de volumen superan en muchos casos las diez mi calorías diarias. Su sistema digestivo es igual que el tuyo y el mío que consumimos no más de tres mil calorías al día.

A la hora de perder grasa hacen lo mismo que cualquier persona: crear un déficit de calorías y gastar más energía de la que consumen. Sin embargo, un 10% de porcentaje graso que para un usuario normal está más que bien, para un hombre culturista está muy lejos de lo que tiene que sacar a tarima.

Un 3 - 4% de grasa corporal es el mínimo que debemos tener para estar vivos, ya que nuestras células como neuronas necesitan esta grasa para comunicarse. En mujeres este mínimo sube aproximadamente 10 puntos más, es decir, a un 13% de grasa corporal, aproximadamente.

No es posible llegar a esos niveles de forma natural, así que en esta fase también aparecen diferentes fármacos que buscan eliminar cualquier capa de grasa y pegar nuestra piel directamente al músculo. Además de los efectos nocivos de estas drogas, nuestro cuerpo se pone en "modo supervivencia". Este estado es completamente insostenible.

Mujeres culturistas sin marcha atrás

En el Mr. Olympia podemos ver varias categorías también en mujeres, que al igual que en hombres, tienen su categoría abierta sin límite de peso. Otras categorías como Wellness Olympia, Women's Physique y Bikini exponen cuerpos más atléticos y menos musculados.

Sin embargo, en esa categoría Open Bodybuilding no hay límite de tamaño ni peso, lo que unido a que los esteroides "masculinizan", produce efectos secundarios irreversibles en mujeres. Algunos de esos efectos visibles son vello facial y corporal, incluso calvicie masculina.

También desarrollan acné, disminución de senos y aumento de mandíbula. Su voz se agrava al modificarse sus cuerdas vocales, lo mismo que ocurre con el clítoris que puede agrandarse, resultando doloroso al rozarse con ropa interior o pantalones.

La mayoría de esos efectos son permanentes, por lo que después de la etapa competitiva la mujer puede quedar con un cuerpo que le disgusta para el resto de su vida.

Reflexión final: “Los chicos se están muriendo. Las mujeres simplemente se están destruyendo a sí mismas”

“Los chicos se están muriendo. Las mujeres simplemente se están destruyendo a sí mismas”.— Mike Davies, entrenador desde hace mucho tiempo de culturistas profesionales. Visto así es difícil creer que una persona ponga en riesgo su salud e hipoteque su cuerpo para el resto de su vida para lucir masa muscular en una tarima.

Todo en el mundo depende de la mirada con la que se observa. Ese "derecho a morir" por un sueño no es único del culturismo. ¿Acaso un torero no se juega la vida cuando se enfrenta a un toro? ¿Un montañista no se despide de su familia sin saber bien si volverá cuando ataca el K2?

¿Un futbolista no se juega sus piernas cuando se opera lesión tras lesión? ¿Rafael Nadal no se juega el pie tras operarse para matar las conexiones nerviosas que le producían dolor? Así con todos y cada uno de los deportes. Los culturistas que posen en unos días en la tarima más importante del mundo pensarán que ha merecido la pena.

No solamente eso, ganen o pierdan, seguirán preparando sus cuerpos para verse más grandes y más definidos en el Mr. Olympia 2023. Desde Vitónica recalcamos que la salud es lo más valioso que tenemos, y no deberíamos ponerla nunca en peligro por vernos grandes frente a un espejo.

Lo que también remarcamos es que hay mucho esfuerzo (muchísimo) y trabajo detrás de esos atletas, y eso no puede ser tirado por tierra mientras comemos patatas fritas en nuestro sofá. De no ingerir fármacos y hormonas no llegarían a esos volúmenes, ni se acercarían, pero si no entrenan varias horas al día, se nutren para ello y ponen todo el foco en su deporte, tampoco lo alcanzarían.

Entrena por salud y para verte mejor

Bruce Mars Tj27cwu86wk Unsplash

Hace unos años la mujer que iba al gimnasio siempre decía la misma primera frase: no quiero ponerme muy fuerte. Es imposible llegar a los niveles de físico de estas competidoras si no se utilizan sustancias para ello mientras se entrena día tras día durante décadas. Por lo tanto, entrenar fuerza no va a "ponerte tan fuerte".

Con los hombres ocurre lo contrario, queremos ponernos como el campeón de Mr. Olympia y creemos que es no es tan difícil. Aunque tenemos más facilidad que las mujeres en desarrollar masa muscular, tenemos como ellas un límite fisiológico.

No sé tú, pero yo este fin de semana entrenaré fuerza principalmente por salud y de paso por verme mejor, pero sin preocuparme por ese límite muscular. Comeré bien después, y depende de lo que coma añadiré un batido de proteína.

Por la tarde miraré el Mr. Olympia y aplaudiré a los competidores, siendo consciente que han utilizado sustancias que le traerán consecuencias negativas tarde o temprano, pero conociendo que detrás de ese campeonato hay miles de horas de entrenamiento, incertidumbre y sacrificio.

En Vitónica | Fotos de desnudos, amaños y sexo con jueces: sale a la luz el mayor escándalo en la élite del culturismo profesional femenino

Imágenes | Unsplash, iStock

-
La noticia "Derecho a morir" por un sueño: ¿por qué los culturistas consumen drogas que pueden llevarles a la muerte? fue publicada originalmente en Vitónica por Joaquín Vico .



PUBLICADO ORIGINALMENTE EN VITÓNICA PARA VIDA SANA ECUADOR ---- "Derecho a morir" por un sueño: ¿por qué los culturistas consumen drogas que pueden llevarles a la muerte? Joaquín Vico https://ift.tt/qa1UY4t Vitónica

You Might Also Like

0 comments

Blog Archive

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *