La espalda me duele cuando salgo a correr: por qué te pasa eso y cómo evitar y aliviar ese dolor

05:53

La espalda me duele cuando salgo a correr: por qué te pasa eso y cómo evitar y aliviar ese dolor

El running es uno de los deportes más practicados a nivel mundial, debido a la facilidad de llevarse a cabo y a que no requiere de inversión económica, más allá del material deportivo. Salir a correr incluye una larga de beneficios para la salud, tanto físicos como mentales. También existe algún inconveniente como las lesiones del corredor, entre las que podemos encontrar el dolor lumbar. ¿Podemos hacer algo para prevenirlo y reducirlo?

¿Por qué me duele la espalda cuando salgo a correr?

La importancia de un estilo de vida saludable ha ido en aumento en los últimos años. La prevención y trato de enfermedades cardiovasculares y metabólicas es posible con el ejercicio físico y la alimentación correcta. El principal error es calzarse las zapatillas y echar a correr cómo modo de ejercicio físico, sin saber muy bien qué estamos haciendo y por qué.

La regla principal del corredor debe ser la siguiente: no hay que correr para estar en forma, sino que hay que estar en forma para correr. No cumplir esta regla hace que aumente el riesgo de lesiones asociadas al corredor. Encontramos un abanico muy extenso en las investigaciones científicas que muestran que entre el 11% y el 85% de los corredores recreativos se lesionan cada año debido al running.

Dichas lesiones abarcan principalmente a las articulaciones de las piernas, la pelvis y la columna lumbar causando dolor en músculos, tendones y articulaciones, que desembocan a menudo en dolor lumbar.

Causas del dolor lumbar en corredores

Istock 941807460

El dolor lumbar es uno de los problemas de salud más comunes a nivel mundial, afectando al 80% de los adultos en algún momento de la vida. Es una queja común de los atletas que acuden a profesionales de la salud para consultar sobre su dolor lumbar.

El problema llega cuando no se encuentra una causa específica de ese dolor lumbar, ya que en el 90% de los casos se define como inespecífico al no estar las causas determinadas de forma clara.

Parece que la prevalencia de dolor lumbar es independiente de la distancia recorrida, siendo la tasa de aparición de este dolor igual para corredores de tres distancias diferentes: 10km, 21km y 42km. La distancia sí influye en otras lesiones como la tendinopatía rotuliana, síndrome de la banda iliotibial o el síndrome de dolor patelofemoral.

Factores de riesgo que aumentan la probabilidad de la aparición de dolor lumbar en corredores

Mayor altura física y un Índice de Masa Corporal mayor de 24 kg/m2

Jordan Opel Ybltrkjhpre Unsplash

Nuestra estatura no es modificable, pero sí lo es nuestro Índice de Masa Corporal. En cualquier caso nos centraremos en nuestra cantidad de masa grasa y no tanto en nuestro IMC ya que no es un medidor tan fiable.

Un IMC mayor de 24 kg/m2 indica que nos acercamos a un exceso de grasa, lo que puede aumentar la probabilidad del corredor de cursar dolor lumbar. Es comprensible que correr con "una mochila" que no nos aporta nada, puede generar la aparición de lesiones.

Falta de movilidad de cadera y un exceso de tensión en los flexores de dicha articulación

Philip Strong Sqvrd2evqlm Unsplash

Gran parte de la población pasa sentada muchas horas al día. La posición sentada hace que nuestros flexores de cadera (los músculos que hacen el gesto de golpear un balón) estén en acortamiento todo el rato. Ese exceso de tensión se correlaciona con el aumento de riesgo de dolor lumbar.

La falta de movilidad de la cadera también juega un papel principal en la prevención y tratamiento del dolor lumbar. Cuando la cadera no consigue recorrer todo el rango de movimiento que necesitamos será otra estructura la que soporte esa falta de movilidad. ¿Adivinas quién se mueve para compensar ese defecto? Sí, la columna lumbar.

La espalda baja no está diseñada para moverse sino para estabilizarnos. Debemos diferenciar la zona alta de la espalda que sí está preparada para realizar movimientos, aunque dentro de unos rangos seguros. Cuando la zona baja se mueve en exceso por la falta de movilidad de la cadera puede aparecer el dolor lumbar.

Flexibilidad de isquiotibiales reducida

Alora Griffiths Wx7fsaiyxk8 Unsplash

Los isquiotibiales son fundamentales en la carrera, pero pueden acortarse con un uso repetido de zancadas. Somos un sistema complejo unido desde el dedo gordo del pie hasta la parte alta de la cabeza, por lo que si alguna parte está acortada todo lo demás se altera.

Ocurre lo mismo que hemos comentado con la falta de movilidad de la cadera. De hecho, el acortamiento de isquiotibiales influirá en la capacidad de movimiento de la cadera, por lo que este factor de riesgo influye en el anterior. Tener una flexibilidad de isquiotibiales reducida es otro de los factores de riesgo para desarrollar dolor lumbar.

Falta de fuerza de la musculatura del core

Minna Hamalainen Mgx1oe2vlvy Unsplash

El core es mucho más que los abdominales. Este conjunto de grupos musculares incluye tanto musculatura profunda como superficial de la zona abdominal, pero también de la zona glútea, e incluso los músculos que se encargan de la respiración y el suelo pélvico.

Para evitar dolores de espalda baja debemos de contar con un core fuerte ya que al trabajar en conjunto evitará que se sobrecargue la musculatura específica de la espalda baja. Un glúteo fuerte será nuestro mejor aliado para que la musculatura de la espalda baja no trabaje en exceso y no aparezca dolor de espalda durante o después de correr.

Excesivo volumen de entrenamiento

Una de los factores de riesgo de cualquier lesión es excedernos con el volumen del entrenamiento. Varios autores proponen no aumentar en más del 10 - 15% del volumen de entrenamiento respecto a la semana anterior, ya que a partir de ahí el riesgo aumenta de forma exponencial.

¿Cómo evitar la aparición del dolor lumbar en corredores, o reducirla si ya ha aparecido?

Morgan Sarkissian Tfajokvc2j0 Unsplash

La primera parte para prevenir y tratar cualquier lesión es saber qué puede causarla. Acabamos de ver que el dolor lumbar tiene algunos factores que aumentan su riesgo de aparición, pero es un dolor que suele ser inespecífico por lo que debemos abordar todos esos factores de riesgo en conjunto.

Reduce tu grasa corporal (si tienes exceso)

Introduce un pequeño déficit energético en tu dieta que te permita eliminar el exceso de peso mientras realizas tus entrenamientos de resistencia. Ese déficit calórico debe ser pequeño porque un exceso del mismo interferirá en nuestro rendimiento y puede hacernos perder masa muscular por el camino.

Libera tensión muscular y aumenta la movilidad de tus caderas

Dos de los principales grupos musculares que pueden estar acortados son los isquiotibiales y los flexores de cadera. Dedica tiempo a realizar trabajo de estiramientos y movilidad articular en estas zonas para que tu espalda baja no tenga que suplir una movilidad de cadera deficiente.

Existen muchos ejercicios para estirar los flexores de cadera y los isquiotibiales, y también movimientos para mejorar la movilidad de la cadera. Utiliza las vueltas a la calma después de las sesiones de resistencia o si puedes dedícales tiempo en momentos alejados del entrenamiento para que sea más eficaz.

Aumenta la fuerza de tu core

Jonathan Borba 0kgct860xwa Unsplash

Ejecuta los diferentes tipos de planchas para la parte delantera y lateral del core, así como ejercicios del estilo del press pallof para centrarnos en la musculatura rotatoria, que a su vez protege nuestra espalda. Los multífidos son un ejemplo de dicha musculatura y que se trabaja con este tipo de ejercicios rotatorios.

El glúteo debe ser nuestra musculatura diana en las sesiones de fuerza. Cuanto más fuerte sea nuestro glúteo nuestro rendimiento será mejor y el dolor de espalda se alejará. Trabaja ejercicios que incidan también en el glúteo medio, ya que se encarga de dar sostén tanto a espalda como a las rodillas, protegiendo así también esta articulación.

Programa tu entrenamiento

Salir a correr para practicar ejercicio físico y despejarse es una idea excelente, pero si no sabemos cuánto es suficiente podemos llegar a lesionarnos. Un entrenador de tu centro deportivo puede ayudarte a programar los entrenamientos de resistencia para que vayas progresando poco a poco, disminuyendo así el riesgo de cualquier tipo de lesión.

En Vitónica | Estrategias de prevención y reducción del dolor lumbar

Imágenes | iStock, Unsplash

-
La noticia La espalda me duele cuando salgo a correr: por qué te pasa eso y cómo evitar y aliviar ese dolor fue publicada originalmente en Vitónica por Joaquín Vico .



PUBLICADO ORIGINALMENTE EN VITÓNICA PARA VIDA SANA ECUADOR ---- La espalda me duele cuando salgo a correr: por qué te pasa eso y cómo evitar y aliviar ese dolor Joaquín Vico https://ift.tt/XT5nxvC Vitónica

You Might Also Like

0 comments

Entrada destacada

Ese zumo de naranja que te tomas en el desayuno no es tan saludable como pensabas

Determinados alimentos son un clásico de muchos desayunos y siempre han tenido la fama de muy sanos como es el caso de los zumos. No obsta...

Blog Archive

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *