Ya hay buenas espinacas frescas en el mercado y os proponemos siete recetas para disfrutarlas a tope

04:07

Ya hay buenas espinacas frescas en el mercado y os proponemos siete recetas para disfrutarlas a tope

Ya hay buenas espinacas frescas en el mercado y os proponemos siete recetas para disfrutarlas a tope. Este producto se recoge en nuestro país fundamentalmente entre septiembre y abril, pero como las hojas congelan perfectamente, podemos disfrutar de las espinacas durante todo el año.

Además de hablaros de las características nutricionales y consejos para utilizar las espinacas, hemos hecho una selección de recetas originales y sorprendentes con este ingrediente que estamos seguros que os van a gustar mucho.

Aprovechando que ahora encontramos con facilidad las hojas frescas de espinacas, ya que están en su mejor momento, podemos preparar muchas recetas sanas y sabrosas, que alegrarán vuestra mesa y siempre os sentarán bien.

Características de las espinacas y consejos para utilizarlas en las recetas y conservarlas

Spinach 3711975 1280

Las espinacas son verduras de hoja, que consumirse tanto crudas como cocinadas. Son ricas en vitaminas A, E y K, yodo y contienen varios antioxidantes, aunque no tienen apenas hierro, por mucho que lo contasen en los dibujos de Popeye el Marino.

Para consumirlas en crudo, -sólo si son frescas-, tenemos que lavarlas muy bien para eliminar los restos de tierra y descartar las hojas rotas o que presenten mal estado. Con ellas podemos hacer muchísimas ensaladas, zumos verdes y utilizarlas en otras preparaciones que ahora os proponemos.

Si son congeladas, podemos utilizarlas directamente sin necesidad de descongelarlas, para cocciones, cremas, etc teniendo en cuenta que soltarán bastante agua. Una vez cocidas, -al vapor o hervidas- las debemos escurrir muy bien. Si queremos usarlas fritas o salteadas, deberemos descongelarlas sobre un colador antes de usar estas técnicas de cocina.

1. Salmón en hojaldre con crema de espinacas

1366 2000
  • Ingredientes: 300 g de Salmón fresco, 50 g de Espinaca fresca, 10 g Mantequilla, Leche, 200 ml, Harina de trigo, 10 g, Hojaldre refrigerado, una plancha
  • Elaboración: Comenzamos picando las espinacas en trocitos muy pequeños. En una sartén, derretimos la mantequilla y rehogamos un poco las espinacas hasta que su volumen se reduzca a la mitad. Añadimos la harina y la mezclamos con las espinacas, removiendo mientras se tuesta un poco. Vamos añadiendo la leche entera muy despacio mientras removemos. Poco a poco hacemos una bechamel tirando a espesa que dejamos enfriar. Mientras, preparamos el pescado, partiendo el lomo de salmón en lingotes de 100 gr cada uno. Cortamos el hojaldre en piezas de 20x15 cm aproximadamente y en el centro colocamos el lomo de salmón. Lo cubrimos con la bechamel de espinacas y cerramos el paquete de hojaldre formando un lingote. Hacemos un agujero en la parte superior para que haga de chimenea y barnizamos con huevo batido. Horneamos a 200º durante unos 15 minutos hasta que los paquetes estén bien dorados.

Ver receta completa | Salmón en hojaldre con crema de espinacas

2. Malfatti, dumplings italianos de espinacas y queso ricota

2560 3000
  • Ingredientes: 500 g de Espinaca fresca, 300 g Queso ricotta o requesón, 1 huevo, Queso Parmesano, 60 g, Pimienta negra molida, Sal, Nuez moscada molida, Harina de trigo, 120 g, Salsa de tomate casera, 200 g y Orégano fresco (opcional)
  • Elaboración: Lavamos y escurrimos las espinacas a conciencia, las colocamos en una cacerola sin nada de agua ni aceite. Tapamos y cocemos en su propio vapor durante ocho minutos, a fuego bajo. Escurrimos todo el agua que hayan podido absorber y picamos muy finamente a cuchillo. Mezclamos el queso ricotta con el huevo, añadimos las espinacas picadas y el parmesano rallado. Condimentamos con sal, pimienta negra molida y nuez moscada molida al gusto. Removemos bien antes de añadir la harina y mezclar hasta obtener una masa homogénea. Una vez esté todo bien integrado ya tendremos nuestra masa preparada. Con las manos enharinadas tomamos pequeñas porciones de la masa y hacemos bolitas. No importa que no queden regulares. Calentamos abundante agua con sal en una cacerola y cocemos los malfatti en tantas de ocho o diez, para que no se peguen, durante unos cinco minutos. Retiramos con una espumadera y continuamos cociendo el resto. Calentamos la salsa de tomate casera y cubrimos con ella la base de cuatro platos. Colocamos encima unos seis u ocho malfatti por cabeza (depende del tamaño), espolvoreamos con queso parmesano rallado y acompañamos de un poco de orégano fresco.

Ver receta completa | Malfatti, dumplings italianos de espinacas y queso ricota

3. Zumo verde de kale, espinacas, zanahoria y mandarinas

1366 2000 1
  • Ingredientes: Kale un manojo, 3 Mandarinas, Espinaca fresca, 60 g, 2 Zanahorias, 1 Lima y medio litro de Agua muy fría
  • Elaboración: Lo ideal es utilizar un extractor de zumo, ya sea una licuadora centrifugadora o una buena turmix que a la vez extraiga el zumo y separe la pulpa. Carla recomienda los de masticación o Extracción en frío por presión ya que no oxida tanto el zumo ni le añade temperatura. Yo usé mi batidora de vaso y no me dio problema ninguno. Lava bien los ingredientes, en especial las hojas de kale y los brotes de espinacas y mételos en el vaso de la batidora. Añade también la lima y las mandarinas peladas y las zanahorias peladas y troceadas en pedazos de tamaño mediano. Incorpora el agua y tritura en varias sesiones cortas hasta obtener un batido con la textura perfecta, sin grumos ni trozos grandes. Para hacer el zumo más sabroso, puedes añadirle un poco de jengibre, o un pellizco de especias japonesas para darle un agradable toque picante. Si quieres puedes colar el zumo resultante, pero es preferible incluir también la fibra de la pulpa, -o al menos una parte- en nuestra ingesta. Sirve inmediatamente para disfrutar del zumo antes de que se oxide. Si te sobra, guarda el zumo en una botella de vidrio cerrada dentro de la nevera.

Ver receta completa | Zumo verde de kale, espinacas, zanahoria y mandarinas

4. Potaje de garbanzos y espinacas

2560 3000 1
  • Ingredientes: 200 g de Garbanzos secos (a ser posible frescos), 2 Cebolletas, 3 Diente de ajo, Pimentón dulce (1 buena cucharadita), 5 g, Pimentón picante (opcional), 1 g, Laurel, 3 Tomates en conserva natural (o 2 naturales, rallados sin piel), 10ml de Vinagre de Jerez, Caldo de verduras o pollo o agua, 1 Patata o 2 pequeñas, 2 Huevos, Espinaca fresca 1 manojo (o acelgas), Pimienta negra molida, Sal, Aceite de oliva virgen extra, Pan de hogaza duro en rebanadas (para la picada), Almendras un puñadito (para la picada), Perejil fresco unas hojas (para la picada)
  • Elaboración: Lo primero es dejar los garbanzos a remojo en abundante agua fría la noche antes, preferiblemente unas 8-12 horas, o algunas más. Yo prefiero lavarlos un poco antes, y procuro usar una variedad local fresca de temporada, de calibre pequeño. Picar la cebolleta y dos dientes de ajo. Poner a pochar la primera con un poco de sal en una cazuela con algo de aceite de oliva. Añadir el ajo, remover un poco y dejar sofreír unos minutos, vigilando que no se queme. Agregar el pimentón dulce y una pizca picante, removiendo bien rápidamente. Añadir el tomate, el laurel y una pizquita de sal. Incorporar los garbanzos escurridos, un poco de vinagre y remover bien durante dos minutos. Cubrir con agua o caldo frío, llevar a ebullición, tapar, bajar el fuego y dejar cocer lentamente durante 60-90 minutos. Cuando lleve una hora, más o menos, añadir unas patatas lavadas, peladas y cascadas. Si las dejamos más tiempo o en piezas más pequeñas casi se fundirán con el guiso, dando más espesor. Al gusto. Salpimentar ligeramente y comprobar el nivel de líquido. Debe quedar espeso, no en plan sopa. Dependiendo del tipo de garbanzo y del agua tardarán unos 30-60 minutos más. También se puede hacer en olla rápida o exprés, aunque yo disfruto con la tranquilidad del chup-chup sin prisas. Cocer mientras los huevos dejándolos al punto, enfriar y pelar. Hacia el final, preparar una majada o picada (opcional). Freír con un poco de aceite una rebanada de pan del día anterior con un puñado de almendras y el ajo restante. Majar en el mortero para hacer una pasta, añadiendo perejil fresco si tenemos. Incorporar la picada al guiso y echar también las espinacas al gusto. Hay que recordar que en cuanto se cuecen reducen mucho su tamaño. Yo prefiero dejarlas cocinar con la tapa puesta y el fuego ya apagado, procurando que no se pasen mucho. Servir con los huevos pelados, en cuartos o picados.

Ver receta completa | Potaje de garbanzos de mi abuela que no sabe de modas

5. Croquetas de espinacas y queso azul

1366 2000 3
  • Ingredientes: Leche entera 2 vasos, 200 g de Espinacas frescas, 75 g de Mantequilla, Harina de trigo 2 cucharadas soperas, Queso azul, 50 g, Huevo para envolver las croquetas, Pan rallado para envolver las croquetas
  • Elaboración: Para hacer las croquetas, lo primero que necesitamos es cocer las espinacas durante 5 minutos en agua con sal. Luego las escurrimos a conciencia para que tiren todo el agua, dejándolas unos minutos sobre un colador. Una vez escurridas, ponemos una sartén al fuego y derretimos la mantequilla. Rehogamos ligeramente las espinacas en la mantequilla y añadimos dos cucharadas de harina, removiendo hasta que sea absorbida por las espinacas. A continuación, vamos añadiendo poco a poco la leche, dejando que las espinacas la absorban antes de añadir más. Removemos y añadimos leche hasta obtener una bechamel verde que sea espesa como para hacer croquetas. Añadimos el queso azul y removemos para que se funda con el calor residual y se reparta bien en toda la pasta. Una vez disuelto, dejamos reposar la pasta de croquetas en una fuente hasta que se enfríe. Para formar las croquetas, en esta ocasión he formado bolas que pasamos por huevo batido y pan rallado. Una vez formadas, podemos congelar las croquetas hasta el día que las vayamos a freír o freírlas directamente en aceite de oliva muy caliente, dejando las croquetas un par de minutos por cada lado hasta que empiecen a tomar un color tostado como el de la foto de presentación. Luego, solo falta escurrirlas en papel absorbente y llevarlas a la mesa muy calientes.

Ver receta completa | Croquetas de espinacas y queso azul

6. Pollo en salsa cremosa de espinacas y parmesano

1366 2000 5
  • Ingredientes: 2 Cuartos traseros de pollo, 200g de Espinaca fresca, 50g de Queso Parmesano, Nata líquida para cocinar, 100 ml, Caldo de pollo, 150 ml, Especias al gusto (Pimentón picante, sal, pimienta) y Aceite de oliva virgen extra
  • Elaboración: Comenzamos sazonando bien los muslos y contramuslos con las especias. Os recomiendo usar sal y pimienta y darle un toque de pimentón picante. Tened en cuenta que la salsa lleva nata por lo que los sabores quedarán muy suavizados así que no tengáis miedo. Si queréis, también podéis añadir hierbas aromáticas en polvo, garam massala o cualquier mezcla de vuestro gusto. En una sartén freímos las tajadas de pollo para que se doren bien por todas sus caras, dejándolas unos minutos. Retiramos el pollo y lo reservamos. Mientras, comenzamos con la salsa, para la cual doramos un diente de ajo en el aceite de freír el pollo, añadimos la nata líquida, el caldo de pollo, el queso rallado y una cucharada de tomillo molido, mezclando bien. Si queréis podéis añadir también una cucharadita de especias de curry, como os decía antes, que además darán un poco de color. Llenamos la sartén con las espinacas y las vamos moviendo hasta que pierdan su volumen. Reintegramos las tajadas de pollo a la sartén y las trasladamos al horno. Cocinamos a 200ºC durante 15 minutos, dando la vuelta a las piezas y dejando que se hagan otros 10 minutos más. Finalmente, gratinamos dos o tres minutos a 230ºC para dorar un poco más el exterior y servimos inmediatamente.

Ver receta completa | Pollo en salsa cremosa de espinacas y parmesano

7. Ensalada de espinacas y pollo con soja

1366 2000 6
  • Ingredientes: 200 g de Espinaca fresca, 2 Pechuga de pollo, Cebolla 100 g, Salsa de soja, 30 g, Cacahuetes tostados sin sal, 100 g, Sal y Pimienta negra molida
  • Elaboración: Vamos a poner a enjuagar las hojas de espinacas en agua, escurrirlas para cortarles luego los tallos que estuviesen muy largos. Picamos la cebolla que ponemos a freír por unos 2 a 3 minutos en un sartén con aceite de oliva. Cortamos enseguida el pollo en cubitos que agregamos a al cebolla. Sazonamos con sal, pimienta y dejamos unos 10 minutos en la lumbre a intensidad media. Agregamos entonces los cacahuetes y la salsa de soja. Revolvemos nuevamente y dejamos unos 5 a 8 minutos adicionales, siempre en la lumbre a intensidad media. Para servir colocamos las espinacas en el plato y las recubrimos del pollo y un aderezo o vinagreta de tu preferencia. Personalmente me agrada usar aderezo Ranch o simplemente unas gotas de salsa de soja y listo.

Ver receta completa | Ensalada de espinacas y pollo con soja

Otras siete recetas con espinacas frescas que te van a gustar

1024 682

Imágenes | Pixabay.com
En Directo al Paladar | 12 recetas con setas de otoño para comenzar la temporada como es debido
En Directo al Paladar | Nueve recetas con carne de cerdo ibérico para disfrutar de un ingrediente único en el mundo

También te recomendamos

Siete recetas con albaricoques para aprovechar su mejor momento

Nueve recetas con merluza para disfrutar de este pescado cuando está en su mejor momento

Empieza la temporada de melocotones, os proponemos cinco jugosas recetas para disfrutarlos (y cuidaros)

-
La noticia Ya hay buenas espinacas frescas en el mercado y os proponemos siete recetas para disfrutarlas a tope fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Pakus .



from Directo al Paladar https://ift.tt/36aLfBD
via IFTTT DE Pakus Directo al Paladar PARA VIDA SANA ECUADOR

You Might Also Like

0 comments

Entrada destacada

GIMNASIO EN LINEA - VIDA SANA ECUADOR

ENTRENA A TODA HORA  ENTRENA DONDE MÁS DISFRUTES PRUEBALO AHORA  ESCRIBENOS AL 0994659476 ...

Blog Archive

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

SUSCRIBIRSE POR CORREO