Una docena de tartas y postres que nunca fallan

14:12

1366 2000 2

¿Cuántas veces has intentado hacer una receta que parece infalible, pero llegado el momento de la verdad te ha quedado como un churro? Quizás la receta estaba mal explicada y, a pesar de haber seguido todos los pasos al pie de la letra, has terminado maldiciendo en arameo y frustrado. Para que eso no te vuelva a pasar tenemos una docena de tartas y postres que nunca fallan.

Doce recetas infalibles que, a no ser que te saltes algún paso o cambies los ingredientes, te van a salir si o si. Porque esta docena de tartas y postres que nunca fallan son fáciles de preparar, por no mencionar el sabor y el disfrute que proporcionan. Algunos se elaboran en cero coma, otros necesitan reposo para tomar cuerpo, pero todos tienen ese denominador común de la garantía de resultado. Guarda bien estas recetas porque son un tesoro.

Tartas que siempre salen bien

1. Cheesecake de Nutella

cheesecake de nutella Cheesecake de Nutella
  • Ingredientes para 8 personas: 125 g de galletas tipo Digestive, 35 g de mantequilla, 300 g de crema de cacao y avellanas tipo Nutella, 350 g de queso crema, 30 g de azúcar glasé y 50 g de avellanas (peso sin cáscara).

  • Elaboración: La base de la tarta se elabora con 50 g de Nutella, por ello lo primero que debemos hacer es separar esta cantidad de los 300 g de Nutella totales. El resto lo reservamos para la crema. En un robot de cocina trituramos las galletas digestive, la mantequilla y los 50 g de Nutella. Obtendremos una masa homogénea con la que cubrir la base de un molde de 18 cm de diámetro (mejor desmoldable). A continuación, en un recipiente hondo mezclamos el queso crema con el resto de la Nutella y el azúcar glas. Si le damos calor, conseguiremos mezclar los ingredientes de manera más fácil. Esto lo podemos hacer colocando el recipiente sobre una cacerola con agua hirviendo y removiendo con unas varillas o utilizando un robot de cocina con posibilidad de aplicar calor, tipo Thermomix. Rellenamos el molde desmoldable con esta mezcla, dejándola caer con suavidad. La extendemos por toda la superficie, ya sea moviendo ligeramente el molde o golpeándolo sobre la encimera. Lo introducimos en la nevera y dejamos que tome cuerpo, según se enfría, durante un mínimo de 5 horas (mejor si es durante toda la noche). Media hora antes de desmoldarlo, lo introducimos en el congelador. Esto nos ayudará a manipularlo, puse es un cheesecake delicado. Picamos las avellanas con un cuchillo o las machacamos en un mortero, las tostamos en una sartén a fuego medio-alto, removiendo de vez en cuando para que no se quemen. Desmoldamos el cheesecake y lo decoramos con las avellanas tostadas.

Enlace | Cheesecake de Nutella

2. Tarta de la abuela

Tarta de la abuela Tarta de la abuela
  • Ingredientes para seis personas: 1 l de leche, la piel de un limón, 2 ramas de canela, 200 g de azúcar, 10 cucharadas rasas de maizena, 6 yemas de huevo, 200 g de chocolate fondant, 200 ml de nata líquida para montar (mínimo 35% de M.G.), 50 g de mantequilla, 4 paquetes de galletas cuadradas y leche suficiente para remojar las galletas.

  • Elaboración: Empezamos hirviendo la leche la noche anterior, con la piel de limón y las ramas de canela. La dejamos infusionar toda la noche para intensificar su sabor. Después, en un cazo dehacemos 200 gr de azúcar en un poco de la leche (previamente colada), añadimos las yemas de huevo y la maizena. Colocamos el cazo al fuego y añadimos la leche poco a poco y dejamos hervir la leche hasta que la mezcla espese, siempre removiendo para que no se pegue. La reservamos, cubriendo el cazo con papel film. Para que no se forme crosta es necesario que el papel film toque directamente con la crema. Ponemos una capa de galletas remojadas ligeramente en leche (no demasiado para que no se rompan) en el fondo del molde. Por encima repartimos la crema pastelera y sobre ella ponemos dos capas más de galletas remojadas ligeramente en leche. Metemos el molde en la nevera. Mientras preparamos la cobertura de chocolate. Ponemos la nata y el chocolate en un cazo a fuego lento hasta que se derrita el chocolate. Retiramos el cazo del fuego y añadimos la mantequilla. Dejamos que se temple y cuando esté casi fría la vertemos en el molde. Guardar en la nevera como mínimo 2 horas, mejor toda la noche.

Enlace | Tarta de la abuela

3. Tarta mousse de chocolate y Baileys

tarta mousse de chocolate y baileys Tarta mousse de chocolate y Baileys
  • Ingredientes para 8 personas: 6 claras de huevo, 6 yemas de huevo, 80 g de azúcar glas, 1/4 taza de cacao en polvo, 2 cucharadas de maizena, 150 g de chocolate negro fundido, 1 cucharada de agua, 600 ml de nata líquida, 60 ml de Baileys, 450 g de chocolate negro troceado y 1 cucharada de cacao en polvo.

  • Elaboración: Engrasamos un molde de cremallera de 25 cm y lo cubrimos con papel de hornear. Batimos las yemas con el azúcar hasta que la mezcla blanquee. Tamizamos el cacao en polvo y la maizena y lo añadimos. Por último, incorporamos el chocolate negro derretido y el agua y batimos. En otro bol batimos las claras a punto de nieve. Las añadimos a la mezcla anterior en pequeñas tandas, removiendo con una espátula con cuidado, realizando movimientos envolventes. La vertemos en el molde preparado y la horneamos a horno precalentado a 180º durante unos 20 o hasta que pinchando con una aguja esta salga limpia. Dejamos enfriar. Mientras, hacemos la mousse. Ponemos la nata y el chocolate en un cazo al baño maría y dejamos que se derritan. Vertemos la mezcla en un bol, añadimos el licor, removemos y dejamos enfriar ligeramente. Desmoldamos la base de bizcocho, le damos la vuelta y volvemos a ponerla en el molde. Echamos la mousse sobre la base y metemos en la nevera un mínimo de tres horas, mejor toda la noche. Cuando vayamos a servir, desmoldamos y espolvoreamos con el cacao en polvo.

Enlace | Tarta mousse de chocolate y Baileys

4. Tarta tradicional de Santiago

Tarta tradicional de Santiago Tarta tradicional de Santiago
  • Ingredientes para un molde de 26 centímetros de diámetro: Para la masa: 50 ml de leche entera, 50 ml de aceite de girasol, 130 gr de harina, 25 gr de azúcar y un pellizco de sal. Para el relleno: 4 huevos tamaño L, 200 gr de almendra molida, 200 g de azúcar, ralladura de ½ limón y azúcar glas o lustre para decorar.

  • Elaboración: Comenzaremos preparando la masa de la base. Para ello en un bol mezclamos el aceite con la leche, la harina, el azúcar y la sal. Removemos con un tenedor hasta que veamos que se va formando una masa suave y blandita. La tapamos con un paño y la dejamos reposar media hora. Cuando pase el tiempo de reposo, enharinamos ligeramente un papel de horno y con otro por encima, vamos estirando la masa con el rodillo hasta dejarla muy fina, como de tres milímetros de grosor aproximadamente. Retiramos el papel superior y le damos la vuelta a la masa encima del molde de tarta desmontable. Igualamos los borde y cortamos con un cuchillo los trozos sobrantes para dejarla a la altura del molde. Precalentamos el horno a 180 grados. Para el relleno ponemos en un bol los huevos, el azúcar y la ralladura de limón y batimos con varillas hasta que hayan doblado su volumen. Entonces añadimos la almendra molida y removemos mezclando todo muy bien. Vertemos sobre la masa base e igualamos la superficie, horneamos durante 35 minutos. Cuando la tarta esté fría la desmoldamos y le ponemos la plantilla de la Cruz de Santiago centrada, espolvoreamos con azúcar glas por toda la superficie y levantamos con cuidado el cartón de la plantilla para que quede marcado el dibujo.

Enlace | Tarta tradicional de Santiago

5. Tarta de galletas Oreo y chocolate blanco

Tarta de galletas Oreo y chocolate blanco Tarta de galletas Oreo y chocolate blanco
  • Ingredientes para cuatro personas: Para la base: 115 g de galletas Oreo sin el relleno y 50 g de mantequilla. Para el relleno: 200 g de chocolate blanco de repostería, 100 ml de nata líquida al 35%MG, 125 g de queso mascarpone a temperatura ambiente, 6 g de hoja de gelatina y 250 g de frambuesas frescas.

  • Elaboración: Comenzaremos retirando el relleno de las galletas Oreo hasta juntar los 115 gramos de galletas. Echamos estas en un robot picador, o las trituramos finas con un rodillo de cocina dentro de una bolsa de congelación, le añadimos la mantequilla derretida y formamos una pasta con la que forraremos la base de un aro de pastelería de unos 16 centímetros de diámetro, puesto sobre una bandeja forrada con papel de horno. Refrigeramos. Para la mousse ponemos en un bol con abundante agua fría las hojas de gelatina a hidratar durante 10 minutos. En un bol echamos el chocolate picado y lo derretimos con cuidado al baño maría o en el microondas. Reservamos. Ponemos un cazo y calentamos la nata hasta que comience a hervir, retiramos del fuego y añadimos las hojas de gelatina escurridas, vertemos en tres veces, removiendo con una espátula de silicona, sobre el chocolate blanco fundido, hasta lograr una ganache lisa y brillante. Le añadimos suavemente el queso mascarpone a temperatura ambiente, y rellenamos el aro para formar la tarta. Dejamos refrigerar durante cinco horas antes de desmoldar. Decoramos con frambuesas frescas.

Enlace | Tarta de galletas Oreo y chocolate blanco

6. Tarta fina de mango

Tarta fina de mango Tarta fina de mango
  • Ingredientes para seis personas: 6 hojas de pasta brick, 2 mangos medianos, 30 g de mantequilla fundida, 2 cucharaditas de azúcar glas y 1 cucharada de sirope de arce o miel de caña. Para la crema de almendra: 60 g de mantequilla a temperatura ambiente, 60 g de azúcar, 60 g de almendra en polvo, 20 g de almendra tostada granillo, 1 cucharada sopera de maicena y 1 huevo M.

  • Elaboración: Comenzaremos precalentando el horno a 200 grados con calor arriba y abajo. Con un cuchillo bien afilado o una mandolina cortamos el mango en finas rodajas. Reservamos. Para hacer la base, ponemos en una bandeja de horno una lámina de pasta brick, la pintamos con mantequilla derretida y la espolvoreamos con azúcar las. Repetimos esta operación con el resto de las láminas. Para hacer la crema, batimos con unas varillas la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar. Le incorporamos la almendra en polvo, la Maicena, el huevo y el granillo de almendra, reservando un poco para espolvorear a la hora de servir. Esparcimos por la masa brick la masa de almendra hasta un centímetro del borde y colocamos en forma de flor el mango. Horneamos durante 25 minutos aproximadamente y cuando la retiremos del horno le pintamos la fruta con el sirope de arce, espolvoreando el granillo de almendra por encima.

Enlace | Tarta fina de mango

Postres a prueba de torpes

1. Mousse de chocolate sin huevo

Mousse de chocolate sin huevo Mousse de chocolate sin huevo
  • Ingredientes para 2-4 raciones: Para la receta básica: 115 g de buen chocolate negro de calidad (certificar que es sin gluten y/o vegano en su caso), el líquido de conserva de un bote grande de 560 g de garbanzos o alubias cocidas, aproximadamente 165 g. Opcionales: 2 cucharadas de azúcar, 1 pizca de sal, 1/4 cucharadita de esencia de vainilla y 1/2 cucharadita de licor dulce o café descafeinado soluble.

  • Elaboración: Abrir el bote de conserva de los garbanzos o alubias. Colocar un cuenco y encima un colador, echando dentro el contenido del bote. Remover con suavidad, dando golpecitos para que caiga todo el líquido posible al cuenco. Tapar con plástico film y poner en la nevera si no vamos a usarlo inmediatamente, o guardar los garbanzos en un recipiente hermético si los vamos a usar más tarde. Trocear o picar el chocolate negro a cuchillo y derretir al baño maría o en el microondas. El baño maría siempre es más seguro, siempre que vigilemos que no entre nada de agua. Remover hasta tener una textura homogénea y cremosa, dejando que se temple un poco. No debe quemar al tacto. Colocar el líquido de garbanzos en un recipiente hondo mediano y batir con batidora de varillas, empezando a velocidad media y subiendo al final. Pasados unos 5-10 minutos se habrán montado como si fueran claras a punto de nieve. Debe formar picos y tener un volumen firme, esponjoso, de color blanco. Podemos añadir ahora el azúcar si lo usamos y batir como si fuera merengue. Mezclar una porción con el chocolate y después combinar del todo los dos ingredientes, añadiendo si queremos la sal o los aromas extra. Combinar con una espátula o lengüeta, usando movimientos envolventes para intentar que no se baje mucho el volumen. Una vez tengamos una mezcla homogénea, repartir en cuencos, vasos o copas. Salen 2-3 raciones grandes o 4 más pequeñas. Dejar enfriar en la nevera como mínimo 2 horas.

Enlace | Mousse de chocolate esponjosa con dos ingredientes y sin huevo

2. Crema catalana de café

Crema catalana de café Crema catalana de café
  • Ingredientes para seis raciones: 750 ml de leche, 250 ml de café, 8 yemas de huevo, 35 ml de maizena, 100 g de azúcar, 1 pizca de sal, 1 vaina de vainilla, 1 rama de canela, 1 pizca de nuez moscada, azúcar extra para quemar y chocolatinas de café para decorar (opcional).

  • Elaboración: Preparar el café ajustando la intensidad de su aroma al gusto, o usando café descafeinado si se prefiere. Mezclar con la leche en un cazo, añadir la rama de canela y la vaina de vainilla a la que habremos practicado un corte longitudinal. Calentar a fuego medio y retirar antes de que empiece a hervir. Dejar enfriar un poco. Colocar las yemas de huevo en un cuenco grande y añadir la maizena y el azúcar. Batir con unas varillas hasta que no queden grumos. Retirar la rama de canela y la vainilla y echar la leche con café sobre las yemas, batiendo con las varillas con suavidad. Añadir la pizca de sal y la nuez moscada. Echar la mezcla de nuevo en un cazo o en una olla, colándolo en un chino para retirar posibles impurezas. Calentar a fuego suave y cocinar removiendo constantemente, sin dejar que llegue a hervir, hasta que espese. Repartir en cuencos, vasitos o cazuelitas, y esperar a que se atempere. Guardar en la nevera para que se enfríe. Añadir azúcar al gusto y quemar con un soplete o con un quemador para caramelizar la superficie. Decorar con chocolatinas de café, si se desea, y servir.

Enlace | Crema catalana de café

3. Crema de cheesecake de yogur y moras

Crema de cheesecake de yogur con moras Crema de cheesecake de yogur con moras
  • Ingredientes para 12-14 raciones: 150 g de moras, 15 g de azúcar granulado, 280 g de queso crema, 2 cucharadas de leche, 1 yogur natural griego sin azucarar, 80-100 g de azúcar glas y más moras para decorar.

  • Elaboración: Lavamos bien las moras, sobre todo si son silvestres y las hemos cogido nosotros de las zarzas. Las secamos bien dejando que escurran todo el agua y extendiéndolas sobre papel absorbente. Guardamos para utilizar en esta o cualquier otra elaboración o, incluso, para congelarlas. Ponemos las moras en un cacito y agregamos una cucharada de agua y el azúcar granulado. Cocemos a fuego muy suave durante 10 minutos, removiendo y aplastando con un tenedor de vez en cuando para que se rompan un poco. Retiramos del fuego y dejamos atemperar. Mezclamos el queso crema con el yogur, la leche y el azúcar glas. Recomendamos no agregar todo el azúcar de golpe sino en varias tandas, para así poder ajustar el punto de dulzor a nuestro gusto. Incorporamos las moras, removemos ligeramente y vertemos en vasitos de chupito. Dejamos enfriar en la nevera hasta el momento de servir.

Enlace | Crema de cheesecake de yogur y moras

4. Pudding de chocolate suízo sin huevo

Pudding de chocolate suízo sin huevo Pudding de chocolate suízo sin huevo
  • Ingredientes para seis raciones: 50 g de buen chocolate negro suizo, 500 ml de leche (entera, semidesnatada, vegetal o sin lactosa), 1 pizca pequeña de sal, 1 cucharadita de azúcar vainillado, 1 pizca de canela molida, 35 g de azúcar, 2 cucharadas de cacao puro en polvo sin azúcar, 30 g de maizena y chocolate blanco picado o rallado para decorar.

  • Elaboración: Trocear el chocolate. Separar 150 ml de la leche y llevar al congelador. Colocar el resto en un cazo, calentar con el azúcar vainillado y la sal y añadir el chocolate. Remover hasta que se derrita y apagar el fuego. Sacar la leche restante del congelador (no debe estar congelada, solo muy fría) y añadir la maizena, el azúcar, el cacao y la canela. Remover muy bien con unas varillas hasta que se haya incorporado todo, sin grumos. Echar sobre el cazo templado y volver a calentar a fuego medio. Remover constantemente con las varillas hasta que espese, con cuidado de que no se queme por abajo. Tapar con un paño o con plástico film mientras se enfría un poco. Cuando ya no esté muy caliente, remover de nuevo con las varillas y repartir en recipientes del tamaño deseado, da para unas 6 raciones de tamaño medio o 4 más grandes. Cubrir con plástico film para que se conserve más suave la parte exterior, aunque tampoco es totalmente necesario. Llevar a la nevera hasta que se enfríe y decorar con el chocolate blanco.

Enlace | Pudding de chocolate suízo

5. Trufas de aguacate

Trufas de aguacate Trufas de aguacate
  • Ingredientes para unas 18 trufas: 1 aguacate maduro, 80 g de chocolate negro para postres y cacao en polvo.

  • Elaboración: Abre el aguacate y retira el hueso. Con ayuda de una cuchara, extrae la pulpa y machácala con un tenedor hasta obtener una crema. Por otro lado, funde el chocolate negro en el microondas en dos o tres series de un minuto. Vierte el chocolate fundido sobre la pulpa de aguacate y trabaja la mezcla hasta que sea homogénea. Obtendrás una masa con textura muy ligera imposible de manejar. Por eso, metemos la masa en el congelador durante unos 45 minutos. Pasado ese tiempo, formamos las trufas haciendo bolas con las manos, pasando éstas después por el cacao en polvo para obtener su aspecto habitual.

Enlace | Trufas de aguacate

6. Sorbete de limón

sorbete de limón Sorbete de limón
  • Ingredientes para cuatro personas: 250 ml de zumo de limón, 2 claras de huevo, 500 ml de agua y 200 g de azúcar.

  • Elaboración: Ponemos en un cazo 500 ml de agua y 200 g de azúcar y lo llevamos a ebullición, removiendo hasta conseguir un almíbar ligero. Una vez hecho, lo pasamos a una jarra y lo dejamos enfriar. Exprimimos los limones para obtener el zumo con el que haremos el sorbete. Con tres limones tendremos suficiente. Una vez exprimido el zumo, lo pasamos por un colador y lo mezclamos con el almíbar cuando éste ya esté templado a temperatura ambiente. Cuando lo tengamos listo, se congela el sorbete durante dos horas. Tras ese tiempo, lo sacamos del congelador para rematar la receta al añadir dos claras montadas, que le darán el toque especial de textura aterciopelada, ideal para disfrutar de un sorbete de limón casero. Mezclamos con las varillas y añadimos la ralladura o cáscara muy picada de medio limón para que aumenten los matices y se note que es casero. Después lo volvemos a congelar hasta el momento de servir.

Enlace | Sorbete de limón

En Directo al Paladar | Las 19 mejores tartas de todos los tiempos (y tipos)
En Directo al Paladar | 13 tartas rápidas y fáciles que te sacan de un apuro

También te recomendamos

¿Sabemos a qué temperatura programar la calefacción... desde el móvil?

33 recetas para el día a día con las que la familia te hará la ola

Nueve sabrosas recetas con chorizo para el Picoteo del finde

-
La noticia Una docena de tartas y postres que nunca fallan fue publicada originalmente en Directo al Paladar por Carmen Tía Alia .



from Directo al Paladar http://ift.tt/2kd3Eua
via IFTTT DE Carmen Tía Alia Directo al Paladar PARA VIDA SANA ECUADOR

You Might Also Like

0 comments

recent posts

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Blog Archive

SUSCRIBIRSE POR CORREO